jueves, 10 de junio de 2010

De vacaciones en Tioman

Publicado por Ra

Después de otras interminables 10 horas de bus para llegar al aeropuerto nos despedimos de Filipinas. Durante el vuelo, Eva y un servidor nos dimos cuenta que llevábamos ya la mitad de nuestra aventura recorrida y que el cansancio empieza a hacer mella… porque señores, esto de viajar por el mundo está muy bien pero hay un dato que a la mayoría se le debe escapar: desgasta. Para nosotros es el mejor cansancio que alguien puede experimentar pero eso no quita que tanto autobús de 12 horas sin dormir, cambios horarios, tantos lugares nuevos por descubrir, adaptaciones a nuevos países y demás hagan que el cuerpo se resienta.

Así que pensamos: ¿qué es lo que uno suele hacer cuando necesita desconectar? Pues unos días de vacaciones! Y eso es precisamente lo que hemos hecho, nos hemos tomado un break en nuestro viaje para desconectar y pasar unos días a la bartola, sin tener que decidir nada más que la hora en que engullir algo ( y esto tampoco lo decides tú sino tu estómago). Y como buenas vacaciones también nos hemos buscado algo especial para hacer: sacarnos el Padi. Que ya le teníamos ganas a esto de bucear!

Como nuestro vuelo de Filipinas aterrizaba en Singapur una semana antes de recibir la esperada visita de nuestros amigos Nadia y Didac, buscamos en el mapa algún lugar que nos permitiera bucear baratito y holgazanear el resto del día. Y lo encontramos en la isla de Tioman, en Malasia, a escasas 4 horas de Singapur.

Y es que puestos a gastarnos el dinero en sacarnos el carnet de submarinista que mejor que hacerlo que en algún lugar de aguas transparentes y con una variedad de corales y peces alucinante… y Tioman reúne esas cualidades de sobra con decenas de puntos de inmersión…y bastante más barato que en España por cierto.


La isla tiene unas 4 playas con alojamiento…el transporte entre ellas es en barca ya que no hay carreteras ni caminos siquiera en tierra firme. Así que decidimos ir directamente a la playa que nos ofrecía más variedad de elegir escuela. Una vez nos hicimos el tour por ellas escogimos la que mejor pinta tenía y como era algo más cara que las demás nos dedicamos a lo que cada vez se nos da mejor: poner cara de pena y regatear como cosacos hasta conseguir igualar con los precios de las otras escuelas. Acto seguido otro paseíto para encontrar la cabañita más barata de la playa para pasar las siguientes 5 noches…5 días sin tener que hacer y deshacer la maleta! Increíble!

Así que nos hemos pasado cuatro días de la cama a la escuela, de la escuela a la playa, de la playa al restaurante, del restaurante a la escuela y de la escuela a la cama: fácil! Al principio Eva estaba un poco acojonadilla con eso de tener que estudiar un libro entero en inglés pero al final se lo ha comido con patatas…la muy empollona no ha fallado ni una en el examen final…

El tiempo que no pasábamos con el libro entre las manos (la verdad tampoco ha sido tanto) lo hemos pasado en la playa haciendo prácticas como cosacos… lo mejor es que incluso las prácticas que suelen hacerse en piscina las hacíamos rodeados de corales y peces por doquier. Se hace muy ameno y divertido practicar todo tipo de situaciones críticas en el agua (esperemos acordarnos y nunca nos pasan en pleno mar) tales como bucear sin gafas, perder el respirador, ascensiones de emergencia, atender al compañero, etc, etc… el primer día parecíamos todos patos mareados, sin control alguno de flotabilidad, respirando como posesos el aire del tanque…vamos, unos negaos. En apenas 4 días hemos conseguido liberar tensiones y somos todos unos expertos en esto de bucear.


El curso lo hemos compartido con 3 alemanes Jens, Mike y Peter, de estos que te los cruzas de noche y dan respeto de las espaldas que tienen. Al terminar cada día no perdonábamos la birra (en su caso las 5 que se tomaban en apenas 30 minutos) y cada noche hemos cenado con ellos y el instructor en el restaurante de la playa a base de pescado y gambas a la parrilla… y como los niños son ingenieros y curran en malasia y deben estar forrados pues se han dedicado a invitarnos casi en todo…mira tú que bien.



Los dos últimos días del curso se basan en poner en práctica todo lo aprendido en la playa pero ahora en mar abierto, lo que vendría siendo bucear en serio. Ahí es cuando te das cuenta que lo que siempre has visto desde la superficie o en algún acuario, ahora lo tienes a tocar de mano…eres un pez más (más torpe por supuesto) y las sensaciones allí abajo son indescriptibles. Salíamos de cada inmersión con una sonrisa de oreja a oreja y con el presentimiento que hemos encontrado algo que de verdad nos gusta… Eva ya lo ha puesto en su lista de prioridades por encima de todo lo demás…ay madre qué caro nos va a salir esto….

Así que tras cuatro días estudiando y superadas todas las inmersiones con éxito ya somos unos buceadores con título…es el primero y más básico que nos permite inmersiones de hasta 18 metros de profundidad…pero me da a mí que no va a ser el último…un mundo nuevo de posibilidades acaba de abrirse ante nosotros…Nemos del planeta, temblad!

Como todas las vacaciones que uno siempre hace, las nuestras se nos han hecho cortísimas y ahora toca volver a la realidad en la que estábamos…continuar nuestro viaje durante otros 4 meses descubriendo nuevos países, nuevas culturas, aprendiendo nuevos idiomas, probando nuevas comidas, conociendo nuevas personas y a partir de ahora y como novedad descubriendo también el fondo marino.


Eso sí, durante las 3 próximas semanas el camino no lo haremos solos, sino junto a dos personas con las que nos hace una tremenda ilusión que formen parte de esta aventura tan especial para nosotros. Chicos, esperamos que para vosotros la experiencia valga tanto o más la pena que lo que está siendo para nosotros… os esperamos con los brazos abiertos…eso sí, no os olvidéis del jamón que nos matáis del disgusto! ; )

3 comentarios:

  1. Hola guapos.
    Me alegra mucho saber que esta semanita la habeis dedicado a estudiar y a descansar, ademas sacandoos uno de los titulos de submarinismo que por lo que decis no sera el unico ya que os ha gustado mucho, veo que ibais muy bien acompañados por armarios bebedores de cerveza, de todas maneras cuidado con las inmersiones, (ya se que soy pesada) pero eso va junto con el titulo de madre, ya lo sabreis algun dia(espero).
    Bueno y ahora a disfrutar de la compañia de vuestros amigos, tomaroslo con calma y pasaroslo bien. Un besazo para los dos( os lo repartis como benos amigos)

    ResponderEliminar
  2. Hey!!! Que bien!!! Ya tengo compis para las inmersiones!!! La Costa Brava no está mal, no es la barrera de coral, pero se pueden hacer cosillas!!!
    No séais tontos y sacaros por ahí el Advanced, que es más barato y lo disfrutáreis más, que aquí es caro y las inmersiones están muy programadas...
    Si no hacéis el Advanced por ahí, lo hacemos juntos cuando volváis!!!

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Bravo Eva!! por el examen en ingles NI UN FALLO, ESTA ES MI CHICA!!!! Lo de la inmersion no esta mal pero, CUIDADO "QUE EL MAR TIENE SUS REGLAS Y SORPRESAS" Os quiero a los dos.¡¡Pero que aventureros que sois!!!

    ResponderEliminar