martes, 3 de enero de 2012

Mercadillos de Asia donde volverse loco

Aprovechando que estamos en unas fechas donde el deporte nacional es pasarse el día de tienda en tienda buscando el regalo ideal como posesos, nos ha dado por rememorar viejos tiempos en los que nosotros mismos perdíamos la cabeza cada vez que nos topábamos con algún mercadillo asiático donde perdernos y regatear hasta la extenuación. Tras haber experimentado unos cuantos, os detallamos el Top 5 de mercadillos asiáticos donde uno puede llegar a volverse (literalmente) loco:

Número 5: Mercado de Chatuchak ( Bangkok, Tailandia): Es el mercado más grande de Tailandia y parte del sudeste asiático. Alberga, nada má y nada menos, que 15.000 puestos y se calcula que lo visitan diariamente unas 200.000 personas. Uno sabe cuando pone los pies dentro pero nunca cuando podrá volver a salir. Lo que sí es seguro es que lo harás con la cartera vacía y las manos llenas de bolsas. Pese a ser un mercado diurno, una vez dentro apenas verás pasar un rayo de sol debido a los miles de techos de uralita. Por todo esto y por el calor desmesurado que puede llegar a hacer en Bangkok, el mercado de Chatuchak se convierte fácilmente en una ratonera de la que querer escapar antes de perder la cabeza!


Número 4: Mercado Jalan Petaling (Kuala Lumpur, Malasia):  En pleno corazón de Chinatown, Jalan Petaling es una de las calles más comerciales, vistosas y animadas de la capital de Malasia, sobretodo cuando se hace de noche. Aquí se puede encontrar de todo y todo será pura imitación, a excepción de los puestos de fruta. Desde ropa, calzado, relojes y todo tipo de productos de marcas conocidas que aquí tienen su alter ego de imitación. Da igual las horas que pases y lo mucho que busques y busques hasta encontrar la copia perfecta... no le damos más de un mes de vida... y lo decimos por experiencia propia.


Número 3: Mercado de Pasar Seni (Ubud, Bali): Este pequeño pero bullicioso mercado es el lugar ideal para conseguir cualquier recuerdo de Bali de última hora a precios más que aceptables. Un único consejo si no quieres acabar con la cabeza como un bombo de tanto regateo: disimula e intenta que no te noten en la cara que que te lo querrías llevar todo!


Número 2: Ciudad de Hoi An, Vietnam: La encantadora ciudad vieja de Hoi An es en sí misma un gran mercado. Cuando cae el sol se transforma en un pueblo de postal con los miles y miles de farolillos que iluminan sus calles. Se dice que es el mejor lugar de Vietnam donde conseguir ropa a medida a precios asequibles. Por sus calles hay repartidas unas 200 sastrerías que en un abrir y cerra de ojos te copian cualquier modelito europeo por 4 duros. El peligro de este lugar es tal que, aunque uno sepa de antemano que ni de coña se compra un traje para llevarlo arrugado en una mochila durante meses, el impulso ( y todo por culpa de los farolillos!) se hace muy dificil de controlar.


Número 1: Mercado nocturno de Luang Prabang, Laos: Cada día al atardecer la calle principal delante del Royal Palace Museum se cierra al tráfico para dejar paso a uno de los mercadillos más relajados y tranquilos de Asia. Todo aquí es realmente barato y apenas hace falta regatear, pero en caso de tener que hacerlo, la parsimonia de los vendedores es resaltable. Nada mejor para terminar una jornada más en el encantador pueblo de Luang Prabang que darse una vuelta por su mercado y saborear sus sabores locales en los puestos de comida ambulante... para volverse loco...de alegría!


2 comentarios:

  1. Eva!!!! Que guapa!!! Continuarem prenent nota...
    Molt bon any parella!
    Petonets des de Bangkok!

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante lo de los mercadillos, pero por tentador que me parezca me pilla un poco lejos, ya me gustaria ir a regatear a algun de ellos, pero no pillo ni la Loteria ni la Primi y no puede ser.

    ResponderEliminar